|

Ejemplo práctico de una más que posible consecuencia de esta reforma laboral.

Tras leer el chiste, que no tiene ni puta gracia del Mendi, y los comentarios, recordé la conversación que tuve sin ir más lejos con mi compañero de paseo de perros, explicándole cómo se van a conducir ciertas empresas, de servicios informáticos.

 Y no es que le tenga una especial manía, es que es el sector que mejor conozco. Ante el efecto del año 2000 en el mundo de la informática hubo una “revolución”. Tras una pequeña época de crisis, los empleados empezaron a poder ponerse sus propios sueldos. Lo único que tenías que hacer era cambiarte de empresa, engordar tu curriculo (ahí me da igual si con fundamento o aire, eso va en función de la conciencia de cada uno) y pedir un par de kilitos sobre lo que andaban ganando. Incluso según pasaba el tiempo y la necesidad apremiaba más, igual ya no eran dos kilitos, pero aún así cada cambio de empresa o contraoferta de tu compañía, no solía bajar del medio millón o el mismo millón.

 Por supuesto, las empresas tuvieron que tragar. Los clientes tuvieron que tragar. Eso no quiere decir que ni los clientes ni las empresas, perdieran la memoria. No. En cuanto empezó esta crisis los clientes, te devuelven los técnicos con perfiles más altos, los más caros, prefieren pagar una tarifa menor, aunque luego esperan que le des el servicio que le daba el técnico de una categoría superior.

 Si en las vacas gordas para el empleado, se echaban horas y se echaron muchas, que el año 2000 arreciaba y no se habían cambiado todos los programas a 4 dígitos la fecha del año, pero a cambio solía conseguir y aquí esto también es importante, sin sindicatos, sin comités de empresa, negociación de tú a tu con tu jefe bajo amenaza de largarte o con algún proyecto más crítico que otro, porque no es lo mismo dejar con el culo al aire al Banco Santander que a mindundis unidos… pues se conseguían ciertas prevendas para los técnicos de dicho proyecto.

Así que por un lado tenemos que los empleados se buscaron la suerte que tuvieron, subiéndose los sueldos hasta un 500% en algunos casos que partían de muy poco y los nuevos empleos y un 200% el resto. (Hablo de memoria y a grosso modo). ¿Para qué necesitaban un sindicato entonces? No iba a mirar por lo mejor para cada uno, sino lo mejor para el conjunto y eso igual hacía que quien era más avispado, no pudiera sacar, todo lo que sacó. Pan para entonces, hambre para hoy.

También se aceleró la carrera profesional de una forma alucinante. Yo en 3 años me encontré con un programador sin experiencia que había llegado a analista orgánico “senior”… así en 3 años… y no me salen las cuentas, ni siquiera si quiero ser generosa, un año de programador junior, otro de programador senior, dos años de analista programador, otros dos de analista orgánico junior… y eso si eres muy avispado, si tienes muchas oportunidades de ir incrementando tu responsabilidad y no tirarte 4 años cambiando “moves”… en fins…

 El resultado de esto es que nos encontramos con profesionales con mejores o peores conocimientos. Ya han pasado muchos años, momentos más bajos, en los que la gente ha tenido que espabilar. Algunos habrán llegado a tener los conocimientos acorde a sus categorías profesionales, otros quizá llegaron algo tarde y ya tienen conocimientos por encima de su categoría profesional. Éstos últimos igual tampoco es que tengan el sueldo que se merecen por conocimientos y experiencia.

Pero la gran mayoría de entonces, hoy tienen sueldos que siguen siendo muy altos para la media. Con un montón de profesionales que tienen los mismos conocimientos. Con tanta movilidad entre empresas, las pequeñas se han ido a la mierda, en cuanto arreció la crisis. Las grandes al no ganar todo lo que esperaban empezaron a despedir, poco a poco al principio. Gente que se movía por el paro, y que medianamente volvía a encontrar trabajo rebajándose el sueldo de forma considerable. Pero según avanza la crisis, los clientes contratan menos, quieren tarifas más bajas o mantener las de años anteriores. Muchos además pagan mal y tarde. Te devuelven facturas, te marean la perdiz y casi te obligan a demostrar con hechos, hechos que suelen estar validados en los mismos sistema del cliente, que se ha trabajado lo que les estás facturando. Vamos, que las empresas se ven obligadas, casi a que sus empleados les manden pantallazos de lo que los clientes les están validado cómo horas trabajadas.

Y esto repercute en la cuenta de resultados de las compañías. Y las centrales, empiezan a exigir que tienes que ganar lo que ellos han puesto en la previsión. ¿Qué hacen entonces las compañías? bueeeno, igual se suben el renting de los coches para los directivos y barajan quitar la ayuda de comida que tienen TODOS los empleados. Al fin y al cabo, empleados son muchos y directivos pues unos cuantos también pero no tantos. Hay que tenerlos contentos, porque son los que van a poner en marcha el plan necesario para conseguir dichos beneficios.

Es muy fácil. Tienes un técnico con 15 años de experiencia, que lleva en tu compañía pongamos que 12 años (casi de los últimos en entrar en el efecto 2000). Con un sueldo de los del “chantaje” de los empleados. Y luego tienes que entre esos 5 millones de parados, igual te encuentras con que hay unos cuantos miles con su mismo perfil laboral. Y además están desesperados, no encuentran trabajo. Antes de la reforma laboral, entre el sueldo y la antigüedad, la empresa se lo piensa. No sirve “cambiar” a un técnico, sirve si el plan es cambiar a muchos, o por lo menos a los que los del departamento de recursos humanos (léase recursos inhumanos) han detectado que son la mejor franja para quitarse de en medio. Y antes era una pasta, sobre todo si tu compañía no hace ERES, que de esas también hay.

Tras la reforma laboral  ni siquiera necesitas explicar porqué. Fácil, ponte malo un par de veces, que ya te llamaremos para que recojas tus cosas. Esa casi es la más fácil y cómoda. Otra opción es que la compañía te venga a contar que necesitan que arrimes tu hombro y que te bajes el sueldo. Y no un poco, casi a precio de mercado, o quizá un poquito más. Pero claro, igual eso es tener un empleado cabreado y mejor uno que ya venga acobardado del paro. Igual así, éste que se va ahora allí, igual vuelve a cualquier otra empresa, con mucho menor sueldo y muchas menos reivindicaciones… ¡señor, qué malo es el miedo!.

Previo a la última reforma laboral, el miedo ya está consiguiendo que la gran mayoría de las empresas de servicios de informática, estén haciendo jornadas de 10 ó más horas… hasta tener que escuchar a algún que otro soplagaitas de un cliente, hacer la “gracieta” de que “esos de la conciliación familiar son los que ahora llenan las colas de paro“, ¡será hijo de puta, cada vez que lo recuerdo me hierve la sangre!.

Clientes que dejan muy claro a los trabajadores que si no se quedan hasta las 10 de la noche, pueden recoger sus cosas al irse. Empresas que han dejado de intentar cobrar esas horas, que han dejado de defender a sus empleados. Porque no tienen otro sitio dónde meterlos. Porque si se quedan sin proyecto, igual se van a la calle. Lo que al final, hace que dejen a criterio del empleado si ha de tragar o no. ¡Qué alguien me diga si esto es esclavitud o no lo es!

Por supuesto, que en este tiempo, hay mucha gente que se acuerda de los sindicatos. ¿Qué dónde están? ¿Qué para qué sirven? ¿Por qué no me defienden?… vamos… que para ganar, para qué vamos a ser solidarios y para perder, hostia, la culpa vamos a echársela a otros.

Claro que tampoco ayuda mucho que alguna que otra lista amarilla del comité de empresa amarillo del sector, esté bajo las siglas de uno de nuestros dos “grandes” sindicatos y que el otro, se dedique a seleccionar personas para el comité de empresa que son votantes del PP que a lo único que van es a salvarse el culo y mejorar sus condiciones laborales. *

Pero nada, cómo se consideran burguesía, cómo muchos a lo que aspiran es a ser empleado con coche en leasing. ¿Cómo vamos a dejar de votar a quien va a mantener ese estatus quo?… que va… eso sí, mientras tanto, nos la van a meter doblada, mientras tanto, igual dejas de ser o de poder considerarte burguesía y te das cuenta de que aunque vayas con traje y corbata, no eres más que un obrero, que tu casa peligra, que la comida de tus hijos peligra, que la salud de tu familia peligra, que la educación de tus niños peligra… e igual, te das cuenta de que no es luchando contra quien está cómo tú, cómo se solucionará esto. Igual es que hay que recordar que las clases sí que existe, que la lucha de clases sí que existe y que mientras nosotros andamos cada uno por nuestra cuenta, el poderoso, sigue aumentando la distancia, sigue aumentando su influencia en los medios para seguir luchando en contra nuestra. Porque aunque tú y tú y aquél de más allá, no lo esté haciendo, ellos sí que lo hacen, día tras día, momento tras momento. Y además estoy casi segura de que según van ganando batallas, se les escaba la risa floja de lo sencillo que les está siendo… así que sí… tú sigue votando la derecha, sigue votando PP, sigue votando PSOE… luego diremos que no nos merecemos lo que tenemos… e igual no lo merecemos, pero es que somos GILIPOLLAS.

puerta abierta al paro, puerta abierta a enriquecerse

La foto la he encontrado en Flapa

* Obviamente esto último es un caso muuuucho más restringido a un par de casos que conozco, lo otro es algo más general.

Related Posts with Thumbnails

Tags: , , , , , , , ,

shapeimage_1

Chain Feed

3 Responses for Ejemplo práctico de una más que posible consecuencia de esta reforma laboral.

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Tras leer el chiste, que no tiene ni puta gracia del Mendi, y los comentarios, recordé la conversación que tuve sin ir más lejos con mi compañero de paseo de perros, explicándole cómo se van a conducir ciertas empresas,……

  2. Mendigo dice:

    Nas Nyna, perdona por el retraso, me estoy poniendo al día de lo que habéis escrito en la semana pasada. Carallo, últimamente te has vuelto a acercar al teclado, y de qué forma!

    Mira, hay un tema que no me gusta tocar, porque a estas alturas sería muy mal utilizado. Pero honestamente, yo lo llevo diciendo hace muchos años. Es una locura a dónde estaban llegados los sueldos de algunas profesiones.

    Tú pones el ejemplo de los informáticos. No hay que irse tan lejos. Un cerrajero que llega, te abre la puerta en 30 segundos, y te cobra 90€ sin factura (verídico). No, coño, por mucho desplazamiento (métele 30min entre ida y vuelta, tirando por lo largo), una persona sin formación no puede ganar 180€ la hora.

    La cuestión es que muchos precios y servicios se salieron de madre durante la burbuja. Pero ¡ojo! Eran de aquellos que se ponen a sí mismos el sueldo. Por ejemplo, la hora de trabajo en un taller oficial se puso a 50€. En Alemania está más barata! Pero es que el currito que realmente te arregla el coche seguía cobrando 1000€ y gracias (muchas veces eran chavalitos en prácticas, que trabajan casi gratis). Y el resto? Puro beneficio empresarial. Y llamo también al del “autónomo” con su cuadrilla de obreros malpagados, mientras que el cobra a 40-60 o 100 la hora.

    Un cerrajero no puede ganar más que un médico. O un ingeniero, o un arquitecto, que tengo compañeros currando por 1200€-1400€. Eso sí, estos son casos, insisto, muy puntuales. Porque los asalariados nunca pudieron “chantajear” al empresario demandando altos salarios (también casos muy concretos en mitad de la burbuja, como encofradores…). Se incrementaron el precio del servicio que prestaban, pero ellos seguían ganando lo mismo. Con arreglo a la inflación, de hecho, cada vez ganaban menos. Y estos sí que son la mayoría de los trabajadores.

    Y ahora, que vienen las vacas flacas, se quieren empezar a recortar precisamente por quien menos gana, porque los que tienen capacidad de ponerse su sueldo quieren mantener su insostenible tasa de retorno. Por eso no quiero hablar de esto. Sí, Krugman tiene razón, sí hay que abaratar costes para ser competitivos, porque dando rulos por Europa me doy cuenta que nos hemos subido a la parra. Pero empezando por los beneficios empresariales!!! Recortando aquello que se salió de madre! Sin embargo, habría que subir el SMI, que está ¡a la mitad! que en países de nuestro entorno, y junto a él los salarios más bajos.

    Un besote, Nyna!

    • Nynaeve dice:

      Bueno, esto de los sueldos es más complicado que todo esto. Primero no estoy de acuerdo en eso de que una persona sin formación…

      ¿Qué es formación? para empezar. Te pongo el ejemplo de un pescador. ¿Tiene que hacer ciencias del mar o biología para poder ganar un sueldo “digno” de una persona con formación?

      O el ámbito en el que me muevo yo ahora. ¿Debe ganar menos un maestro encuadernador, que uno que ha hecho la carrera de encuadernación (mucho más dirigida a la encuadernación industrial que a la artesana)?

      Y con eso no digo que no haya quien se haya subido a la parra. Lo de los cerrajeros es uno de esos ejemplos, que ciertamente claman al cielo. Yo tengo una “anécdota similar”. Ni siquiera tuvo que utilizar ninguna herramienta. Pedimos aceite a una vecina y con eso, la abrió, en lo que yo parpadeaba!!! Y me sopló una pasta gansa (ya no recuerdo, que hace unos 15 años o así, pero no bajaba de las 15.000). Pero ahí te suelen cobrar, “urgencia” y ya ni te cuento cuando además es fuera del “horario” de trabajo.

      El caso de los fontaneros, electricistas… es más de lo mismo. Aunque en plena burbuja, se encontraban profesionales “concienciados”. De hecho, tras un presupuesto de escándalo, no hay cómo preguntar a la portera de casa. Al final, serios y de precio razonable. Y muy importante ¡limpios!. Aquí cada uno prefiere que se le conozco por diferente tipo de cosas. Yo estoy segura de que hoy, ese fontanero sigue currando a pesar de la crisis y que no ha tenido que modificar mucho su precio. Otros se estarán comiendo los mocos…

      (Ups, he perdido el hilo y no sé porqué había empezado a responderte así, que te juro que iba a alguna parte, pero… ya lo encontraré).

      Mientras…

      Estoy de acuerdo con lo que dices de los “asalariados” y mucho más respecto a lo de los beneficios empresariales. Yo te juro que les ponía una cuota. Cuanto más se gane, más ha de ser el salario medio de los empleados. Y por supuesto, con sueldos mínimos por categorías. Para que no sea que se le sube sólo a unos y a los otros se les deja tirado, que lo del “medio” es una trampa guapa. Al final, habría que hacer una escala y controlar que eso se cumpliera. ¿Qué quieres ganar una barbaridad? ¡Cojonudo! eso sí, tus asalariados que se beneficien de ello.

      En cuanto a los “sueldos” de los profesionales o profesionales liberales. Pues en principio, a mi no me parece tan mal intenten tener un sueldo digno. Algo que efectivamente al asalariado le cuesta mucho más.

      Y otra cosa. A mi no me pareció nada mal la subida de sueldos que tuvieron los informáticos en ese momento. El sector había estado en “crisis”, lo que hacía que las empresas tenían más beneficios, incrementaban su facturación y en cambio la subida de sueldos se ralentizó hasta casi pararse.

      Con esta situación límite, yo creo que los sueldos se pusieron al nivel que debían estar. Lo que ya no me parece también fue lo de los cambios de categoría indiscriminados para llegar a ganar dichos sueldos. O tienes los conocimientos o no los tienes. Entre otras cosas porque terminas siendo un lastre para tus compañeros en cualquier proyecto y eso para que tu puedas tener mejor sueldo. Eso es entre otras muchas cosas, una falta de respeto para con los demás, cuanto menos.

      Y respecto a Europa. Yo te juro que lo flipo. No sé en qué situación estará ahora, pero recuerdo a principios de los años 2000 (no sé si era el 3 o así), que se decía que Madrid era la tercera capital europea más cara. Detrás de París y Londres. Y te juro que no lo puedo entender. Cómo leches somos tan caros, teniendo unos sueldos tan a años luz de esos mismos países… ¡y nosotros tan contentos, viendo Gran Hermano!…

      Vuelta a lo de los informáticos. Tardaron 3 años, por lo menos mi empresa, a considerar que el esfuerzo de contratar a nuevos empleados y perder todo el conocimiento que habían acumulado nuestros empleados, merecía la pena saltarse la norma de las contraofertas. Y es que aunque estuvieras a gusto en tu curro (leáse proyecto), o en la empresa, ganando una mierda, si pedías que se te subiera el sueldo. No por tanto cómo cuando te ibas a otra, pero si algo más, durante los 3 primeros años, 3 (que no son pocos), no se les hacía contraoferta. Llegó a haber una rotación del 70% de los técnicos. Y cuando te digo eso de lo de subirse el sueldo, pues igual, un programador que llevaba 3 años en la empresa, que había entrado con el salario base, más un curso (del que pagaba el 50%), y que tres años después cobraba 1.800.000 y pedía que se lo subieran a 2.500.000 y le decían que no. Cuando estaban contratando a personal con menos experiencia por 3.000.000. ¿Tú lo entiendes? porque yo todavía sigo sin entenderlo. Y no será porque no lo haya preguntado en varias ocasiones…

      Y sí, voy a intentar seguir escribiendo… aunque tengo atascada una entrada muy importante para mi y no consigo darle la forma que quiero…

Leave a Reply