|

Tortura Sub18 que parece que en este tema, también tenemos categorías inferiores.

A la hora de valorar la calidad de una democracia, del nivel de sociedad, en la que vivimos, es comprobar la salud de los servicios sociales más básicos. Así se analizan la sanidad, la educación, los servicios de prisiones, las fuerzas de seguridad, las precauciones ante la tortura, los reformatorios y orfanatos.

En este blog hemos hablado y seguiremos hablando, por desgracia de la tortura. ¿Cómo no vamos a creer que existe, que además no se previene, cuando se observan acciones tan demenciales, execrables, cómo las que estamos viendo ahora en las noticias sobre los centros de acogidas a menores? Si esto lo hacen con menores que no han cometido delito alguno, ¿qué no harán con los “presuntos delincuentes”?

Uno no suele creer que este tipo de cosas pasan en el primer mundo, mucho menos en nuestro país. No, estas cosas sólo pasan en sistemas dictatoriales o tercermundistas. Pero para sorpresa de algunos, para horror de muchos, el Defensor del Pueblo acaba de presentar un informe al parlamento de casi 500 páginas sobre la investigación que ha realizado en 27 de los 58 centros de acogida en España. Señalar que sólo 2 de esos centros son de gestión pública, pero que las Comunidades Autónomas son las responsables últimas de dichos centros, a pesar de que sean privados. También indicar que los centros de acogida, son lugares que atienden (o deberían) a jóvenes con trastornos sociales pero que no están allí con ningún tipo de sentencia judicial. Para que quede claro, repito, no son delincuentes. Aunque este trato tampoco sería apropiado en caso de lo fueran.

Orfanatos, centros de acogida e incluso reformatorios siempre han sido un reflejo de la sociedad en la que vivimos. No hay más que leer a Carlos Giménez en sus tiras de cómic en Paracuellos, dónde señala que no es que por vivir en los centros de auxilio social, vivían en una sociedad peor, que la pobredumbre de esa sociedad, era generalizada, pero que se podía notar más en los que menos pueden defenderse, los niños. Sobre todo los niños, que por la razón que sean, han de depender de la administración y no de sus familiares. Es espantoso comprobar, que en esos centros, dónde su función principal es velar por los niños, educarlos, cuidar su bienestar, se utilizan tratamientos vejatorios y desde luego, que contradicen la declaración de los derechos humanos.

Las historias que son verídicas, reflejadas en Paracuellos, son historias que comprenden los años de la postguerra hasta la década de los años 50. Uno espera que si mejora la vida, a pesar de la dictadura, habría podido mejorar la vida de estos chicos, pero entonces encontramos historias parecidas, también llenas de vejaciones en un post de un blog en La Comunidad de El País, dónde hay más de 1300 comentarios en los cuales, además de reencontrarse muchos de los que estuvieron en el Orfanato Nacional del Pardo, también van contando sus experiencias. Hay más artículos dentro de ese blog y mucha documentación allí acumulada y los hechos que allí se relatan son ya entrando en los 70. ¿Qué podíamo esperar tras la vuelta de la democracia? ¿Incluso tras la transición?

Pues no encontrarnos con noticias como ésta en ningún diario:

Golpes y celdas para los menores bajo tutela

Dónde se relatan los abusos, maltratos y vejaciones que están recibiendo niños, muchos de ellos por no dejarse “domar” en algo tan importante cómo “negarse a mirar a los ojos a un educador”. Si la desnudan y la hacen arrodillarse ante la “educadora” ¿qué no harían si la joven le hubiera levantado la voz? Da miedo leer este tipo de cosas. Da miedo saber que hay niños que llevan poniendo denuncia tras denuncia y siguen dónde están, da miedo saber que tanto la madre biológica u otra de acogida, ante lo que está viviendo su niño, quieran recuperarlo y no les dejen. Da miedo pensar lo que les están haciendo hoy o que desde alguna administración se les justifique diciendo que los educadores están sometidos a mucha tensión y estress. ¡Ahora va a resultar que las víctimas son los “educadores” y no los niños!.

Aviso, cuando digo “educadores” refiriéndome a estos “intentos” de persona, estoy utilizando la ironía.

Más artículos relacionados:

Reportaje: Un palacete con barrotes

Cartas de alguno de los niños

Parece que tras el informe, el Gobierno pide a la fiscalía que actúe

Espero que lo hagan con prontitud, parece ser que hay un suicidio (aunque alguno se le han planteado dudas de que lo fuera) y algún otro intento más.

Artículo publicado originalmente el 3 de Marzo del 2009 en Las Cloacas del Estado

Related Posts with Thumbnails

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

shapeimage_1

Chain Feed

6 Responses for Tortura Sub18 que parece que en este tema, también tenemos categorías inferiores.

  1. celia dice:

    Y el tema se queda corto, habría que añadir los centros sociales dedicados a los ancianos, y subvencionados por las administraciones, donde ha habido ya casos de denuncias por torturas y vejaciones de todo tipo a los ancianos.
    Por otro lado lo más sangrante es que en los centros de acogida a menores hay críos que en su día pudieron ser entregados a familias que querian adoptar y que por las mil trabas que pone la administración para hacerlo no pudieron hacerlo, empujando a estos niños que al crecer pierden las posibilidades de encontrar familia (algo también triste) y se crían dentro de otros centros.
    No creo que nuestros politicos tengan conciencia real del problema o por lo menos no le dan la importancia real que tiene.

    • Nynaeve dice:

      Si, es mucho más amplio y muy complejo, pero ¡¡¡dame tiempo, jajaja!!!

      La calidad de la democracia y/o de la sociedad viene “medida” desde mi punto de vista en función de cómo están sus servicios públicos, sobre todo los más débiles o “sucios”. Se mide en las cárceles, en las residencias de ancianos, en los huérfanos y en el trato a los más pobres y/o inmigrantes. Léase cárcel cómo cualquier tipo de centro de retención.

      Dice mucho de “nosotros” y de la sociedad que conformamos entre todos, cómo se trata a los “deshechos de la sociedad”.

      Es un tema complejo, apasionante por todo lo que implica y que dan ganas de llorar cuanto más te adentras en él.

  2. Anna dice:

    Aquí tienes un testimonio en vídeo (TV3, está en catalán) de una de las acusaciones de AI:
    http://www.tv3.cat/videos/1934059
    Nuestro Govern lo niega, pero nuestra tele no lo esconde :P

    • Nynaeve dice:

      Voy a ver si hay algún modo de ponerlo en el blog (que todavía me estoy pegando con muchas cosas, y si es así, o hago otro post o lo incorporo a este.

      ;)

      P.D.: Qué envidia me dáis con lo de la tele…

  3. Màire dice:

    Es curiosa la paradoja que se da, cuando el “El Poder” establecido democráticamente, para supuestamente mejorar la calidad de la misma Democrácia utiliz ,la represión,el horror para según se mire eliminar a los elementos que pudieran perturbarla, defenderla de los peligros que los marginados sin recursos y los más débiles del sistema, pudieran infrinjirla, mientras los tiburones bancarios y demás especies como las multinacionales practican el verdadero terrorismo al llevarse la producción de sus empresas a otros países, creando miles y miles de indefensos parados. Eso si que es terrorismo contra la calidad de la Democrácia

    P.lD. por favor dime el autor de la fotografía que acompaña al texto , es qué mi hermana tiene un cuadro casi gemelo, y pienso que debe tratarse del mismo autor.

    besos. :nerd: 8-) jijiji como me gustarán tanto los emoticonos jodios

    • Nynaeve dice:

      El problema es el poder. Cuando el poder traiciona a la democracia y ésta traiciona a la ciudadanía. Se nos llena la boca con grandes palabras y discursos grandilocuentes, para que al final, el resultado sea éste.

      Y es que tenemos la pescadilla que se muerde la cola. ¿Quién controla al poder? En el momento en el que sea un grupo reducido, éstos también se conforman en poder.

      Al final, democracia asamblearia… aunque ésta también tiene un peligro y es la manipulación que con sus medios de comunicación, el poder establece… vamos que o tenemos todos una conciencia social del carajo o jamás mejoraremos esto…

      En cuanto a la foto, no lo sé. La encontré en google imágenes poniendo “tortura” pero no decía nada de la imagen, por eso no cité.

      Muuuuuuchos besos… jijiji, y sí molan mucho los emoticones :loser:

Leave a Reply